Trofeos argentinos - Antílope
 


El Antílope
Nombre Científico
: Antílope cervicapra

El antílope es un animal que proviene del continente asiático, más precisamente de la India, lugar en el cual su caza está terminantemente prohibida. Se encuentra entre los animales terrestres más veloces del mundo.

El inicio de su historia en nuestro país no está totalmente aceptada por todos, existen muchas personas que se autoproclaman con los autores de la introducción de esta especie en nuestros campos. Pero el más confiable de todos estos supuestos, es que se trajeron vía Alemania en los comienzos del mil novecientos.

En los primeros años se establecieron en las zonas aledañas a la provincia de Buenos Aires, principalmente en General Belgrano y el norte de la provincia, y sur de Santa Fe. Penosamente en este último lugar, se los exterminó sistemáticamente por los lugareños, ya que se mostraban como un problema para sus habitantes. Esta determinación de tomó desde un punto de vista económico, puesto que ponían en jaque los campos de siembra, poniéndose así en competencia con la hacienda. Además de un tema ríspido, la incomodidad del furtivismo. Por éstas, u otras razones incomprensibles racionalmente, su población en el sur de Santa Fé es casi inexistente, a no ser por unas apocas estancias que los atesoran con sumo orgullo.

Igualmente el número de individuos en nuestro territorio no corre peligro. Afortunadamente se lo ha implantado en incontables regiones y cotos a los largo y ancho de la Argentina.

Con respecto a sus costumbres, gusta vagar por lugares abiertos y ricos en pasturas. Extiende sus dominios a zonas de vegetación abierta, donde la ausencia de espesura facilita el ejercicio de sus condiciones óptimas para la carrera y el salto.

Viven en manadas de grandes números, sin restricción de sexo, lideradas por un macho dominante. Pudiendo llagar a tener más de 100 individuos.

Es un animal extremadamente esquivo y ágil. Su visión y el sentido del oído son excelentes, no tanto así su olfato. Son poseedores de una elasticidad y una aceleración admirables, pueden llegar a correr a unos 80 kilómetros por hora y virar en cuestión de segundos. Su peso aproximado es de unos 50 kilos en los adultos.

Las hembras pueden llegar a tener dos pariciones anuales, en las cuales generalmente dan a luz solo un vástago, en coasiones dos, lo cual no es normal.

El macho en su esplendor, muestra un color negro ébano en el lomo y un blanco puro en su parte inferior. Con una cornamenta espiralada que llega a superar los 60 centímetros. Este atributo es sólo capital de los machos, las hembras carecen de cornamenta y muestran un color amarronado por toda su vida, que los diferencia a primera vista. Existen casos en los cuales los machos en su adultez, continúan con ese color amarronado, particular de los pequeños y las hembras, pero no son los más.

Hoy por hoy, es muy difícil dar con exactitud sus zonas de influencia, ya que se hallan por casi todo el país.


Volver