Trofeos Argentinos - Pecarí

El Pecarí
Nombre Científico
: tayassu tajacu

Este animal, es autóctono de América central y del sur. Semejante al jabalí europeo, pero de menor porte que su primo del viejo continente. Entre ellos comparten no sólo un parecido físico, sino también adaptaciones a sus respectivos ambientes, así como costumbres de vida y alimenticias.

La característica principal de esta especie, es una gran glándula en la parte posterior de la espalda que segrega una sustancia de olor permanente. Ésta, queda generalmente cubierta por la dura pelambre, y sólo queda visible cuando el Pecarí se irrita y eriza sus cerdas.

Son animales en extremo sociables y llegan a formar grupos de 40 individuos. Tal es este sentimiento, que resulta muy raro poder ver a alguno de ellos vagando aislado. Por ésto, su caza puede llegar a ser relativamente peligrosa ya que en el momento en el cual un integrante del grupo es agredido, el resto acude en su ayuda, haciendo frente a un Puma, Yaguareté y en ocasiones, al hombre.

La estructura social no está signada por un integrante que la lidere, pero los lazos son continuamente reforzados con el rozar los cuerpos transmitiendo así su olor, y mostrando su pertenencia al grupo. Con respecto a las épocas de celo, no tienen lugar en una fecha determinada, pero las mayores pariciones se presentan a fines de agosto y octubre. La gestación dura aproximadamente 5 semanas y al día de nacidas, las crías, ya pueden seguir a su madre la cual se reintegra al grupo. La camada puede ser de hasta tres, pero generalmente son dos. Las mismas, tienen una particularidad, que al nacer ya tienen un color semejante a los adultos y no como los Jabalíes, que comienzan sus días con unas franjas y colores que es sólo característico de los primeros meses.

Otra de las cuestiones que diferencia al Pecarí del Jabalí, es el hecho que los caninos superiores, que en los machos alcanzan un gran tamaño, no son curvos dirijiéndose hacia arriba, sino que crecen derechos hacia abajo. Esto demuestra que el Pecarí, no se defiende con golpes de jeta como el Jabalí, sino infligiendo peligrosos mordiscos a sus oponentes.

En cuanto a sus costumbres alimenticias, es por definición omnívoro, come tallos, hojas, raíces, semillas y frutos. Pero también está capacitado para comer toda clase de invertebrados y pequeños vertebrados, así como una ocasional osamenta.

Perfectamente adaptados a extremas condiciones de vida, son animales muy sobrios y tenaces, capaces de resistir grandes períodos de sequía. También son buenos nadadores, y en el caso de poder, pasan gran tiempo en el agua o revolcaderos, pasatiempo que comparten con su semejante europeo. Sin embargo no pueden resistir un período de frío prolongado.

Su peso oscila entre los 20 y los 30 Kg y su expectativa de vida es de los 25 años.


Volver